English

Acerca del arte audiovisual y la reproducción mecánica en la era digital


Boris Groys

Conceptualismo Global: El Regreso

“… El espectador espera del arte la así llamada experiencia estética. Desde Kant, sabemos que la experiencia de lo bello o de lo sublime; puede ser una experiencia del placer sensual pero también puede ser una experiencia “antiestética” del displacer o de la frustración producida por una obra de arte que carece de todas las características que una estética “afirmativa” espera que tenga. Puede ser una experiencia de una visió utópica capaz de conducir a la humanidad más allá de su condición actual hacia una nueva sociedad en la que reine la belleza. O, para formularlo de un modo un poco distinto: puede ser una redistribución de lo sensible que reconfigure el campo de visión del espectador al mostrar ciertas cosas y permitir el acceso a ciertas voces que habían sido ocultadas u oscurecidas con anterioridad. Aunque también puede ser una demostración de la imposibilidad de cualquier experiencia estética positiva en una sociedad basada en la opresión y la explotación, en la que la comercialización y mercantilización total del arte mina, desde el principio, cualquier perspectiva utópica posible. Como sabemos, estas dos experiencias estéticas en apariencia contradictorias pueden ser igualmente gratificantes en términos estéticos...”