English

Acerca del arte audiovisual y la reproducción mecánica en la era digital


Rodrigo Alonso

Posproducción y consumo productivo

Las nuevas tecnologías favorecen un tipo de recepción estética que se aproxima cada vez más a la noción de consumo. Este hecho no se debe únicamente al desplazamiento del espectador por el usuario y a la idea concomitante de que una instalación interactiva requiere un uso por parte de quien se acerca a ella antes que contemplación. Se debe, además, a una radicalización de la experiencia efímera que hace que la obra se consuma literalmente en el momento de su apreciación. Toda nueva incursión en una pieza de estas características produce una nueva obra. La recepción individual se torna única e irrepetible, pero a la vez transitoria e inasible.
La noción de uso sugiere que un objeto o acontecimiento no adquiere una forma definitiva hasta que un sujeto lo incorpora o modifica mediante algún tipo de actividad. Antes de su uso, esos elementos son pura potencialidad, incluso si forman parte de estructuras más o menos establecidas. En la teoría política, la noción de uso supone la posibilidad de subvertir o reapropiarse de prácticas diseñadas para otros fines, generando nuevos modos de pensar lo que parecía estable o rígido.